El empresario artístico Luis Medrano imploró a los gobiernos ir en auxilio solidario de los trabajadores del sistema artístico y cultural durante la cuarentena.

Medrano explicó que ellos son el soporte de la identidad nacional y se encuentran paralizados ante la pandemia del coronavirus.

«Los gobiernos tienen que incluir en sus proyectos de auxilios solidarios a todo el sistema artístico y cultural. No debe ni puede echar al olvido a los valores vernáculos, a los exponentes de la plataforma de la identidad nacional, que es la razón de ser de cada país», consideró.

Según sus reflexiones, la industria del arte y la cultura incluye cantantes, compositores, músicos, coristas, bailarines, técnicos y arreglistas. Así como actores, maquillistas, peluqueros, modistas, tramoyistas, sonidistas, maestros de la música y grupos típicos tradicionales. «Esos que sobreviven en el día a día tienen que ser tomado en cuenta con urgencia».

El empresario Luis Medrano manifiesta su preocupación por el cononavirus.

Agregó:»Sería muy importante establecer una nómina básica colectiva tomando en cuenta la canasta familiar mensual. Asimismo la cantidad de personas que residen con el empleado que de repente se acaba de quedar sin trabajo».

En el caso de los artistas, grupos, orquestas, bailarines, técnicos que laboran directamente con presentaciones artísticas y culturales por igual, opinó. Sobre los actores, a su juicio, debe ser coordinado por el Ministerio de Cultura.

En el caso de las orquestas, las que tienen nóminas fijas la ayuda «pudiese ser el valor a tres presentaciones al mes como préstamos a través de Banca Solidaria. El Estado en un momento en que desee pondría con esa agrupación realizar presentaciones y liberar de lo prestado al empleador».

Lo mismo planteó con los Djs, encargados de relaciones públicas, periodistas y locutores independientes y animadores sin trabajo estable. Los compositores entrarían por igual en la Banca Solidaria y que la sociedad que lo agrupa se responsabilice.

«Son ideas, pero tienen carácter de urgencia. Porque ya a los entes del entretenimiento, que son en un 90% de clases no estable en producción, se le hace muy difícil mantener las necesidades y compromisos económicos mensuales. Ojalá el Gobierno entienda la situación», puntualizó.

FUTURO

Para Medrano, comenzar de nuevo no será difícil porque «sin el entretenimiento no existe posibilidad de vida. Somos la razón de ser del amor, de la felicidad, de la sonrisa, de poner a vibrar y embriagar multitudes».

Sin embargo, al visualizar el futuro post coronavirus en el mundo del espectáculo, Medrano dijo que se requerirá de una industria más unificada, autosuficiente y sostenibles en el tiempo.

Deja un comentario