Unas ocho piezas de porcelana de la Dinastía Ming (China del siglo XII), figuran entre los objetos que integran la exposición Tesoros Submarinos, Antiquísimos Pecios Rescatados de los Mares, inaugurada en el Centro Cultural Banreservas.

En representación del administrador de Banreservas, Simón Lizardo Mézquita, estuvo el subadministrador de empresas subsidiarias, Rienzi Pared Pérez. quien destacó que esta entidad financiera apoya la preservación de los patrimonios culturales y sociales del país.

El acto estuvo a cargo del director de Patrimonio Cultural Submarino, Juan López, y el gerente del Centro Cultural Banreservas, Juan Freddy Armando.

López sostuvo que la exposición persigue educar al público sobre la importancia de la labor de rescate. Así como la catalogación de las piezas expuestas, rescatadas de naufragios acaecidos en los siglos VI, y XVII y XVIII.

Armando explicó que para montar la exposición de estos tesoros fue necesario un trabajo de organización y logística de varios meses. A fin de transportar, cuidar e instalar los objetos rescatados de las aguas, incluyendo un cañón español que pesa dos mil libras.

La museografía de la muestra fue realizada por la crítica e historiadora de arte, Margaret Sosa. La experta manifestó que la arqueología marítima es una disciplina relativamente reciente y que en el país está regulada por el decreto 289-99 del 26 de junio de 1999.

La muestra estará abierta durante todo el mes de enero, en la sala Ada Balcácer de dicha institución.

Vajilla dinastía Ming

 La Dinastía Ming está considerada por historiadores del arte como la edad de oro de la porcelana «azul y blanca». Hasta la Dinastía Ming, y desde la Tang, en materia de porcelana, el color azul de la cerámica provenía del cobalto importado exclusivamente del Medio Oriente.

Al comienzo de la dinastía Ming se descubrió que el cobalto en China era diferente al persa. Un pequeño recipiente, de gran rareza perteneciente a la Dinastía Ming, bautizado como ‘La vasija del pollo’ por su grabado con motivos de estos animales y hecho hace más de 500 años, ha alcanzado un precio récord en una subasta realizada en Estados Unidos en 2014.

Hacia el final de la dinastía, la producción de porcelana «azul y blanca» se intensificó, tras el auge de las exportaciones (especialmente con la propagación de la llamada Porcelana Kraak hacia Europa). Se encuentra también la porcelana Ming «azul y blanco» en Irán, Estambul, Indonesia y Japón.

 

 

Deja un comentario